21 Dias De Ayuno
Posted on January 27, 2014 by

El ayuno es una disciplina espiritual centrada en la oración y la Palabra de Dios. Lo vemos a través de toda la Biblia, en el Antiguo y Nuevo Testamentos. Mientras que el cuerpo de Cristo está plenamente consciente de la adoración, la oración y la lectura de la Biblia, hoy en día el ayuno es visto como una reliquia o como una tradición reservada para el Cristiano más espiritual. La intención de este esquema es responder a sus preguntas sobre el ayuno. Es nuestra esperanza que después de leer estas preguntas frecuentes, tendrás una comprensión bíblica del ayuno y comprenderás la importancia de la incorporación de esta disciplina espiritual importante en tu vida. Esperamos que te unas a nosotros y esperes con anticipación a lo que Dios hará en nosotros al hacer un ayuno corporal como una iglesia  del 3-23 de febrero del 2014.

1. ¿Qué es el ayuno?

En su forma básica, el ayuno es abstenerse de alimentos. Lo que hace que el acto del ayuno sea eficaz como una disciplina espiritual para el cristiano es el motivo y la intencionalidad que impulsa el acto de abstenerse de comer. La motivación fundamental para el ayuno es Dios mismo. El ayuno es una expresión de nuestro anhelo de Dios por medio de nuestra hambre física.

2. Es el ayunar un mandamiento en la Biblia? ¿Con qué frecuencia debo ayunar?

El ayuno es un mandato con regularidad en la Biblia. En el Nuevo Testamento no hay un mandamiento de ayunar, pero Jesús asumió que sus seguidores ayunarían. En Mateo 6:16, Jesús dijo: “Cuando ayunes…” No dijo, “Si ayunas…” En Mateo 9:15, tras ser preguntado por qué él y sus discípulos no ayunan, Jesús responde: “Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces ayunarán.” Richard Foster señala que Jesús es el esposo y cuando sea llevado, después de su crucifixión y ascensión al cielo, sus discípulos ayunarán en la presente época de la iglesia cuando él ya no este. Como creyentes en Cristo, el evangelio nos libera del ayuno por deber. En vez de eso ayunamos por deleite. Pablo nos recuerda en Gálatas 5:13 que fuimos llamados a la libertad, pero no hemos de usar esa libertad como pretexto para la carne. Por lo tanto, es bíblico practicar la disciplina del ayuno en nuestras vidas.

3. ¿Existen diferentes tipos de ayunos?

El ayuno bíblico es abstenerse de alimentos. Moisés ayunó dos veces sin comida durante 40 días. Jesús ayunó una vez de los alimentos durante 40 días. Estos se consideran ayunos absolutos. Pablo ayunó de comida y agua por 3 días después de su conversión también. También hay ayunos en los cuales existe la abstención de ciertos alimentos como la carne y el cual se come sólo verduras y agua (“Ayuno de Daniel” – Ver Daniel 1:12). Este es un ayuno parcial. Un ayuno popular es no comer alimentos y beber sólo agua y/o jugo por un número determinado de días. Hay muchas otras opciones que puedes hacer. Puedes abstenerte de comida solida desde el amanecer hasta la puesta de sol y cenar, o no comer el desayuno o el almuerzo todos los días. Puedes abstenerte de una comida durante 6 días y luego hacer un ayuno total de alimentos y agua en el séptimo día. Hay muchas opciones.

4. ¿Cuál es el propósito principal de ayuno?

El propósito del ayuno debe ser Dios como un fin. Al cortar nuestros estómagos de alimento físico le pedimos a Dios que el encienda nuestros corazones y nos de hambre fresca y profunda para él, y que sólo él pueda satisfacer esa hambre. La abstinencia de la comida en si no trae ningún beneficio. Debemos ser intencionales en nuestro ayuno dedicando tiempo al Señor mientras tenemos hambre físicamente. Si necesitamos comida física tres veces al día, ¿cuánto más necesita nuestra alma a Dios y su Palabra? Cuando ayunamos estamos declarando a Dios que estamos físicamente hambrientos pero que nuestras almas lo anhelan a él más que nuestros estómagos anhelan el pan. Ayunamos porque Dios es nuestra recompensa.

5. ¿Hay propositos secundarios al ayuno? Si es así, ¿cuáles son?

Sí. Cuando captamos el propósito primordial del ayuno – Dios mismo, podemos apreciar otros propósitos secundarios para el ayuno. Ayuno genuino y con propósito puede traer bendiciones a nuestra vida. Una de las cosas que es muy probable que encontraremos del ayuno es que revelará ídolos en nuestros corazones. El ayuno nos recordará que nos podemos apoyar en  “toda palabra que sale de la boca de Dios.” El ayuno revelará cómo permitimos que las cosas pequeñas tengan mas importancia en nuestras vidas. Nuestra vida de oración se fortalecerá, vamos a ceder a la guía del Espíritu Santo, y encontraremos la liberación de la esclavitud del pecado y tal vez encontraremos el bienestar físico. Ayunamos para humillarnos delante de Dios, para expresar amor y adoración, y para vencer la tentación en nuestras vidas. No buscamos a Dios en ayuno para cambiar a Dios, en vez buscamos a Dios en ayuno para que el nos cambie.

6. ¿Los ayunos deben de hacerse individualmente o con un grupo de personas?

El ayuno puede hacerse de forma individual y en grupo. La ley Mosaica prescribe que el ayuno público tome lugar en el Día de la Expiación (Levítico 23-27). A veces ayunos en grupo fueron convocadas debido a emergencias nacionales (ver Joel 2:15, 2 Crónicas 20:1-4, Esdras 8:21-23, y Esther 4).  Es importante que como un cuerpo local pensemos de la misma forma en cuanto a este ayuno. Ayuno con un grupo puede ser beneficioso, ya que proporciona la rendición de cuentas y impulsará el ánimo unos con otros a medida que enfrentan sus luchas a través de su ayuno con otros hermanos y hermanas en Cristo.

7. ¿Cuál es el propósito de un ayuno extenso con toda la iglesia?

El propósito de nuestro ayuno extenso con toda la iglesia es Dios, específicamente, que estemos alegres en Él. Queremos pasar 21 días en los que buscamos al Señor y le pedimos que nos de deseos que sólo Él puede satisfacer. Como John Piper con frecuencia dice: “Dios es más glorificado en nosotros cuando estamos más satisfechos en Él.” Nuestra felicidad como un pueblo elegido está en la glorificación de nuestro Rey. Nuestra felicidad como hijos de Dios se encuentra en la glorificación del Padre. Es nuestra oración que después de 21 días de humillarnos ante el Señor por medio del ayuno, nuestros ojos le verán en nuevas formas y él se manifestará en nuestras vidas de nuevas maneras que nos hacen felices en Él más que cualquier otra cosa.

8. ¿Qué tipo que ayuno hare?  ¿Qué debo hacer durante este 21 días de ayuno?

Eso será de acuerdo a ti.  Nosotros recomendamos que hagas uno los tres:

i.      Ayuno de jugo – 21 dias sin cominda, solamente jugos y aguas.

ii.      Ayuno de Daniel – 21 dias sin carne, solamente vegetables y frutas, jugos y agua

iii.      Ayuno de todos los medios de comunicación (Televeision, noticieros, internet, medios sociales en la red, películas, etc.)

Tenemos la esperanza de que independientemente del tipo de ayuno que hagas, perseveres durante 21 días con nosotros. Es importante que cuando ayunes, ya sea uno o dos o tres comidas al día, pases el tiempo que pasarías normalmente preparando/cocinando/comiendo alimentos y lo reemplaces con la oración, la lectura de la Biblia y la adoración a Dios. Los líderes de la Iglesia CityLights también han preparado recursos diarios para ti, como oraciones, escrituras para leer, devocionales, música y sermones. Para algunos de nosotros, el Señor nos puede impresionar de abstenernos también de otras actividades durante el ayuno como abstenernos de todo tipo de medios de comunicación, pasatiempos, relaciones conyugales entre maridos (ver 1 Corintios 7).

9. ¿Hay advertencias espirituales que debemos prestar atención cuando ayunamos?

Sí, antes de comenzar un ayuno, debemos entender lo que es y lo que no es, y alejarnos de lo siguiente:

i.      Manipulación de Dios – No ayunamos para recibir algo de Dios. Ayunamos para llegar a Dios. Tenemos toda bendición espiritual en Cristo (Ef. 1:03)

ii.      Impresionar a Dios / Personas con ayuno – No ayunamos para impresionar a Dios. Dios no está impresionado con lo difícil que nuestro ayuno es. Le preocupa que nuestros corazones estén hambrientos de él. Jesús específicamente nos advirtió en Mateo 6 que no seamos como los hipócritas que ayunan mientras desean el aplauso del hombre.

iii.      Una prueba para ver cuán fuerte / Maduro / Espiritual tu Eres – La fuerza no debe encontrarse en la duración del ayuno, pero cuánto anhelas a Jesús durante el ayuno.  Es más probable que el ayuno te demostrara que débil, inmaduro y poco espiritual eres y que necesitas a Dios.

iv.      Algo religioso que marcar – El ayuno en si no trae ningún beneficio espiritual. Debemos ayunar con un propósito y ser intencionales a medida que ayunamos, de lo contrario, simplemente pasamos por las emociones.

10. ¿Hay advertencias físicas que debemos prestar atención cuando ayunamos?

Sí, antes de comenzar un ayuno, debes tomar algunas precauciones.

i.      Entrenar/planear para ello– Desacostúmbrate de los alimentos lentamente a medida que se acerque a su ayuno. Comienza a orar por tu tiempo en el ayuno y pedirle a Dios que prepare su corazón para Él. Decida cómo va a ayunar y por cuánto tiempo durante 21 días.

ii.      Habla con tu médico – Tu médico puede darte consejos útiles a medida que se acerca tu ayuno ya que él / ella conoce mejor tu salud que tu pastor.

iii.      Tu salud es importante – no perjudiques tu cuerpo más que los efectos secundarios ayuno (sensación de hambre, dolor de cabeza, cansancio). Debes de estar atento a las señales inusuales en tu salud y consultar a tu médico si sospechas que algo anda mal. ¡No dudes en poner fin al ayuno si te enfermas!

iv.      No te sientas culpable si necesitas romper el ayuno – Si no puedes durar físicamente el plazo inicial que has asignado para tu ayuno, no te sientas mal. Dios no está preocupado con la cantidad de comidas tu estómago perdió como de cuánto tu corazón extraño y lo anhelo a él!

11. ¿Cuales son algunos efectos secundarios fisicos del ayuno?

Entre más alimentos te abstengas, lo más que tu cuerpo sentirá los efectos secundarios.  Tu cuerpo está condicionado a recibir comida así que si tu cuerpo no recibe comida, comenzará a sentir la liberación de toxinas. Es posible que experimentes una capa sobre la lengua y el mal aliento, dolores de cabeza, debilidad, mareos ocasionales. Asegúrate de descansa y dormir lo suficiente diariamente. En el invierno, sentirás más frío de lo normal debido a que tu metabolismo no producirá cantidades normales de calor así que debes usar ropa más caliente y  ponerte algunas capas adicionales. Si sigues bebiendo café, talvez sentirás mas hambre.

12. ¿Que pasa si no soy capaz de ayunar de alimentos debido a problemas de salud? ¿Hay personas que no deben ayunar de comida? ¿Hay alternativas?

Algunas personas no deben ayunar de alimentos, debido a su salud. Si tienes enfermedades crónicas, habla con tu médico antes de intentar ayunar de alimentos. Esto incluye a las mujeres embarazadas o en lactancia, las personas que necesitan monitorear sus niveles de glucosa (diabéticos) constantemente, las personas con desórdenes alimenticios, o cuya salud está en peligro. Si no puedes ayunar de alimentos debido a problemas de salud no te preocupes. Hay otras alternativas. De cualquier cosa que ayunes, es importante que reemplaces el tiempo dedicado a esa actividad con la oración, la lectura de la Biblia y la adoración. Considera el ayuno de televisión, radio, medios sociales, hablar por teléfono, navegar por internet, leer las noticias, jugar videojuegos, salir con los amigos, etc, y utiliza ese tiempo para dedicarte a Dios.

13. ¿Qué debo hacer/decir si mis compañeros de trabajo/compañeros de clase empiezan a notar que no estoy comiendo y preguntan por qué? ¿No estoy desobedeciendo a Jesús basado en su advertencia en Mateo 6?

Si tus compañeros de trabajo o compañeros de clase empiezan a notar que no estás comiendo y preguntan, no es pecado hacerles saber que estas ayunando. Es importante tener en cuenta que hay una diferencia entre ser visto ayunando y ayunando para ser visto. Jesús está tras el corazón. Los fariseos eran hipócritas porque deseaban la aprobación de aquellos a su alrededor, mientras querían que pensaran que ellos anhelaban a Dios. No es un pecado responder con honestidad a alguien que te cuestiona constantemente. Cabe señalar que también podemos tener orgullo cuando ayunamos en secreto. Es un asunto del corazón y sus motivaciones subyacentes.

14. ¿Está permitido ayunar para recibir algo de Dios?

Mientras que el ayuno a menudo puede traer respuestas a nuestras oraciones al tener hambre de Dios y cuando de todo corazón llevamos nuestras peticiones delante de Él, el ayuno no debe ser practicado principalmente para recibir las bendiciones de Dios. El propósito principal del ayuno es anhelar a Dios y buscar satisfacción sólo en él. Que su voluntad sea hecha en nuestras vidas, no importa lo que deba llevarse a cabo con el fin de que esto suceda. Cualquier bendición recibida durante nuestro ayuno es secundaria. Estamos muy agradecidos por ellas, pero buscamos al que bendice por encima de las bendiciones.

15. ¿Cómo debo terminar / romper mi ayuno después de que termine el período de ayuno? ¿Qué pasa si termino o rompo mi ayuno temprano?

Termina tu ayuno con acción de gracias y un corazón alegre. Agradece a Dios por ayudarte a ayunar. Si te has abstenido de una gran cantidad de alimentos, no es aconsejable comer una comida grande cuando rompas el ayuno. Del mismo modo que lentamente te acostumbraste a no comer, debes también lentamente acostumbrarte a recibir una ingesta normal de alimentos de nuevo. Si se rompe el ayuno en un momento de debilidad / tentación o quieres evitar la atención en una fiesta con mucha comida, no te sientas culpable. Esfuérzate para continuar tu ayuno después de tu descuido. Puede ser beneficioso que te abstengas de las cosas que te pueden tentar a romper tu ayuno, pero a veces no tienes otra opción (la fiesta de cumpleaños de la familia, por ejemplo). Toma ventaja de la rendición de cuentas y la oración de tus hermanos y hermanas en Cristo.

16. ¿Hay beneficios espirituales del ayuno? ¿Qué son?

El ayuno hará cosas para nuestro beneficio espiritual. El ayuno puede crear un hambre profunda por Dios y su reino. El ayuno, inevitablemente nos recuerda nuestra necesidad constante de alimentos y lo débil que somos en comparación con quién es Dios. Los ídolos de nuestros corazones son, sin duda revelados si buscamos a Dios en nuestro ayuno. ¿Cómo reacciono cuando tengo hambre y no como? ¿Estoy irritable? Impaciente? Amargado? Enojado? Deprimido? El ayuno puede revelar las cosas que nos controlan que no habríamos conocido de otra manera. Donald Whitney en su libro, “Disciplinas Espirituales Para La Vida Cristiana” da más beneficios de ayunar. Nuestra vida de oración se fortalecerá. Vamos a ser más como Jesús. Dios nos concederá el arrepentimiento de los pecados que nos asedian. Vamos a ser más receptivos a la guía del Espíritu Santo en nuestra vida. Vamos a depender más de las Escrituras para escuchar a Dios. El ayuno nos ayuda a recordar que no vivimos sólo de pan, sino por la palabra que sale de la boca de Dios y que nuestra verdadera alegría se puede encontrar solamente en Dios.

 

 

Comments are closed.