Estrategias Para Leer La Biblia
Posted on August 4, 2014 by

photo(8)

Escrito por el pastor Eliot Velazquez.

Como creyentes, sabemos que la Biblia es de suma importancia para nuestro caminar con Jesús. Sólo lo podemos saber a través de su palabra, y es en su palabra que sabemos qué hacer.

Pero ¿qué pasa si es difícil leer? ¿Y si no lo entiendes? ¿Cuáles son algunas maneras de hacer provecho de la Biblia? En mi carrera como educador especial, es mi trabajo ayudar a aquellos que luchan en sus academias o habilidades para la vida, en convertirse bien equipados para la Universidad, para el trabajo, para la vida en el mundo exterior. Quiero ofrecerte algunas sugerencias que son útiles para ayudar a aquellos que luchan con la comprensión de lo que están leyendo o sentido de lo que dice la Biblia.

Pero antes de que te pueda dar algunas estrategias, la mayor forma de entender la Biblia es a través del  Espíritu Santo. El es el mayor maestro quien ilumina tu mente en la comprensión de las Escrituras. Antes de utilizar cualquiera de estas estrategias más abajo, asegúrate de que ores en primer lugar. Ora que el Espíritu te ayude a entender su Palabra.

1. Plan de lectura de la Biblia – es muy importante pasar tiempo en la palabra de Dios diariamente. Un plan de lectura diario de Biblia es una gran herramienta para hacer esto, y hay una variedad de planes disponibles hoy en día. Si tienes una Biblia de estudio, es probable que ya venga con un plan de 365 días. También puedes buscar en la red de internet por otros. Una manera fácil es buscar uno descargando la aplicación Youversion en tu teléfono o tableta. Dos problemas pueden ocurrir con los planes de lectura diarias de la Biblia – uno es comprometerse más de lo que puedas leer y el otro es comprometerte con un plan que no te desafía a crecer en tu tiempo de lectura. Es importante encontrar uno que te desafíe para poder hacer tiempo para Dios, pero que no te abruma demasiado.

2. Haz una conexión – esto ayuda a los lectores entender si hacen una conexión con lo que están leyendo. Puedes leer un capítulo de la Biblia y preguntarte, “Esto me recuerda…” o “Recuerdo cuando…” o incluso, “he leído en otro capítulo/libro que…” Intenta hacer una conexión con lo que estás leyendo a experiencias de tu propia vida y cómo aplicarla.

3. Visualizar – otra forma de ayudar a su comprensión es visualizar lo que lees. Piensa en lo que puedas ver, oír y oler. Esto puede ser más fácil en leyendo historias de la Biblia, hasta leyendo unas de las Lecturas de Pablo, puedes visualizarlas. Visualiza la iglesia recibiendo las lecturas y en cómo ellos responderían. Imagínate lo que estaba pasando en la iglesia cuando recibieron las lecturas.

4. Haz preguntas – Buenos lectores también hacen preguntas antes, durante y después del tiempo de lectura. Pregúntate: “¿Qué está diciendo el autor?” “¿Cuál es el mensaje de este párrafo?” “¿Qué parece que voy a aprender de esta pieza?” Utilizando un cuaderno te puede ayudar a escribir y contestar tus propias preguntas mientras lees. Incluso escribe, “No entiendo…” Así puedes volver y tratar de entenderlo después de usar las otras estrategias.

5. Piensa – Otra forma de ayudar a tu lectura es inferir o pensar en lo que estás leyendo de una manera que te ayuda a sacar conclusiones. Pregúntate, “me pregunto por qué…” o “me pregunto cómo…” Por ejemplo, “me pregunto por qué Jesús dice a la mujer samaritana…” No solo leas las palabras en la página, pero piensa activamente en lo que estás leyendo.

6. Lee para dos– Mujeres embarazadas se recuerdan que están comiendo para dos personas, y buenos discípulos y discipulados recuerdan que ellos mismos están leyendo para dos personas. Leyendo para dos ayuda más en comprender maneras de explicar lo que lees a otra persona. Al leer, piensa con quién puedes compartir lo que has aprendido y cómo lo explicarías.

7. Idea principal – Mientras lees, utiliza un diario o cuaderno (se recomienda mientras que leas) y tomar notas de lo cual es la idea principal. Es fácil llenar el espacio en blanco: “La gran idea es…” o “la información más importante de este pasaje es…” Entonces piensa en detalles que apoyan eso. Si encuentras algo que crees que es la idea principal del pasaje, escriba qué detalles apoya esa conclusión.

8. Resumir – Usando tu libreta, escribe un breve resumen con tus propias palabras de lo que estás leyendo. Esto te ayuda a poner junto todo lo que has aprendido y te obliga a que lo digas de una forma que lo entiendes.

9. Pequeños trozos – En lugar de leer a través de un capítulo entero y tratando de averiguar mucho, rompe el capitulo en trozos más pequeños y utiliza las estrategias anteriores para cada párrafo en lugar de cada capítulo. Recuerda que vamos a pasar el resto de nuestras vidas creciendo en Cristo. No hay prisa ni carrera para terminar de leer la Biblia enseguida. Tómate tu tiempo, medita en él y desglósalo.

10. Ora, lee y repite – Vuelve a leer lo que has leído un par de veces para ayudarte a entenderlo. Ha habido innumerables veces cuando he leído versículos o capítulos de nuevo y he encontrado algo nuevo que no recuerdo la primera vez.

11. SQA – Una estrategia que utilizamos se llama SQA, acrónimo de lo que Se sabes, lo qué QUIERO saber, y lo que APRENDI. Simplemente divide tu papel de cuaderno en tres columnas con cada letra en una columna. Puedes tomar un capítulo de la Biblia, mira el título y escribe lo que ya sabes (tu conocimiento previo), escribe preguntas que quieres saber (antes y mientras lees) y luego escribe lo que has aprendido después. Guardando para tí mismo y agregar a lo que has leído y releído es útil para monitorear lo que has aprendido.

12. Un triángulo, tres vértices, 4 letras “E”  – Esta es una herramienta útil por David Helm especialmente para pastores, maestros y líderes del grupo comunitario que quieran aprender, cómo pueden aplicar un texto escrito hace mucho tiempo en el día de hoy. La primera “E” en la parte superior es la Escritura actual que estás estudiando. En el lado izquierdo inferior del triangulo se encuentran dos letras “E” que significan Ellos/Entonces. El texto fue escrito para una audiencia específica en un momento específico. La ‘E” en la parte inferior derecha es Este Dia – cómo esta escritura (Texto) escrita para una audiencia específica (Ellos) en un tiempo específico (Entonces) se aplica a nosotros hoy (Este Dia). Una tentación frecuente es ir directamente del texto hasta este dia sin investigar porque el texto fue escrito a ellos, y en ese entonces. Primero debemos aprender el contexto en el que el texto fue escrito así podremos discernir mejor su aplicabilidad a nuestras vidas hoy. Es un proceso largo pero que paga mayores dividendos para el alma.

(Remplaza la T en el Triangulo con la letra E – En el 1 esta la E de Escritura.  En el 2 estan la letras EE de Ellos/Entonces y en el 3 esta la letra E de Este Dia.  Toma oracion, meditacion y estudio para llegar del paso 1 al 2, y oracion y meditacion del paso 2 al 3.  No saltes del paso 1 al 3.)

photo(8)

Oro para estas ideas te ayuden a generar un tiempo de estudio muy fructuoso para ti y para  para tu vida.

Comments are closed.