Hablando En Serio Sobre Asistencia
Posted on August 11, 2014 by

photo(8)

Un articulo de los pastores de la iglesia CityLights.

Enfrentémonos al elefante en la habitación. Algunos en verdad no asisten a los grupos comunitarios o a nuestros servicios de adoración los sábados. Hay posiblemente muchas razones por esto: trabajo, planes previos, cansancio, falta de valorar las reuniones de la iglesia entre otras distracciones…la lista puede seguir. Como pastores, reconocemos y evaluamos que nuestros trabajos son esenciales y para algunos nuestro horario de trabajo nos impide asistir a la reunión corporal. Sin embargo, hay otras distracciones y razones que nos causan tomar una pausa y preguntarle a Dios, ¿Por qué?

En los tiempos antepasados, la asistencia a las reuniones de la iglesia era de suma importancia. Solo se perdían la reunión en caso de emergencia o si estaban enfermos y en peligro de muerte u hospitalización. Entonces, ¿porque hay gente que pueden ir a la iglesia y no asisten? ¿Qué podemos hacer sobre esto?

Una razón principal es que nuestras vidas son ocupadas. Trabajamos 40 horas o más cada semana y cuando cae el fin de semana, el descanso es esencial. Lo entendemos. Nuestra sociedad de paso acelerado siempre nos mantiene movidos y descansamos cuando se puede, y por eso, hay algunos en la iglesia que parecen ver la asistencia a las reuniones de la iglesia como opción o de no mucha importancia.

Piénsalo de esta manera: Tenemos 52 reuniones cada año. Si asistes entre 25 a 30 reuniones eres un asistente de tiempo parcial. Nuestros trabajos, con razón son considerados como necesidad para mantenernos, pero la asistencia a las reuniones de la iglesia, que mantienen nuestro crecimiento spiritual, no se les da el lugar apropiado de prioridad. Piensa en tu familia biológica. ¿Te juntarías con ellos solamente por tiempo parcial?

Como pastores de la iglesia CityLights, quien Dios nos llamo para instruirte y pastorearte para la gloria de Dios y por tu gozo, debemos decidir cómo dirigir la caída de asistencia drástica, siendo que es importante a la madurez, misión y comunidad de la iglesia CityLights. ¿Qué debemos hacer?

OPCION 1: USAR CULPA

Claro, podemos mal usar las Escrituras para tratar de que te sientas culpable por no venir. Te podemos llamar y presionarte a que regreses. Sin embargo, sabemos que usando culpa, condenación, o presión hace nada para cambiar el corazón. Ciertamente no queremos que nadie piense que la asistencia a las reuniones de la iglesia es nada más que algo que checar en tu lista de cosas espirituales, o que es indicativo de tu santidad o que causemos que alguno piense que la iglesia solo es un edificio. Y admitámoslo, hablar la verdad en amor y apacentando ovejas como Jesús no consiste de manipulación.

OPCION 2: EVADIR EL ELEFANTE

Como tus pastores tomamos el llamado de apacentar las ovejas que Dios ha puesto en nuestro cuidado muy seriamente y no queremos correr el riesgo de ignorar la importancia de la reunión del cuerpo de Cristo. También reconocemos que evadiendo este asunto significa fracasar en no pastorearte lejos de los ídolos de la comodidad y del tiempo libre que te pueden mantener alejados de la reunión de la iglesia para adorar al Dios verdadero con otros creyentes.  Para algunos, un balón de juego se puede convertir en un Baal y tú deleite en la comodidad en tu dios.

OPCION 3: EVALUAR NUESTROS CORAZONES Y DARTE A JESUS

Nos damos cuenta que es posible “ir a la iglesia” y “hacer reuniones” sin verdaderamente buscar de Dios y depender de Él. Nosotros como pastores, hemos reconocido nuestra negligencia de la oración en nuestras reuniones. El ministerio de Jesús fue marcado por su dependencia en Dios, el Padre. Él mismo disciplino a la gente en el templo por su negligencia de que la casa de su Padre fuera casa de oración. Estamos dispuestos más que nunca a orar mas entre nosotros y buscar de Él como prioridad por encima de todo. A El primero, para que nuestros corazones no se graviten a simplemente “ir a la iglesia” o “hacer reuniones” por ninguna razón más que juntarnos para amar a Dios con todo nuestro corazón, alma, mente, y fuerza y para amarnos los unos a los otros a través de su presencia y su poder.  De tal manera, te pedimos que hagas lo mismo.

Cuando la iglesia se junta para adorar a Dios y buscarlo juntos, algo sobrenatural sucede. Nos juntamos para oír de Dios a través de su Palabra, adorarle y amarle a través de la oración y adoración corporal de su Cuerpo. Hacemos esto porque hemos sido redimidos y le amamos. Sin embargo, cuando nuestra motivación se convierte en hacer estas cosas “porque es lo que se tiene que hacer” en vez de “porque es quien somos” perdemos el enfoque en Él para que fuimos salvos. Nos salvo para ser el Cuerpo de Cristo, amándolo y amándonos los unos a otros a través del poder del Espíritu Santo.

Queremos experimentar esto junto contigo. ¿Y tú?

Cuando nos vemos a nosotros mismos como pecadores salvos por la gracia y llamados a ser parte de la familia de Dios como hijos queridos, no pensaremos de la reunión de la iglesia como un “tengo que ir”, pero como un “quiero ir.” No será solamente un deber, sino un privilegio.

Este evangelio, por el cual somos salvos, cambia todo. Cambia nuestra baja vista de la asistencia a las reuniones de la iglesia, a reconocer que la reunión de la iglesia es absolutamente vital para nuestras vidas espirituales y la vida de un discípulo que sigue madurando. ¿No deberían las buenas nuevas de Jesucristo muriendo por nuestros pecados ser una buena motivación para asistir la reunión de la iglesia y estar con su pueblo cada semana? ¿Debería un miembro de la novia de Cristo separarse voluntariamente?

En conclusión, reconocemos que la mejor forma que nosotros los pastores podemos motivarte en tu asistencia no es por la culpa sino por la gracia, continuando a repetirte el refrán de tu redención: ¡Jesús murió por ti, ahora vive por El! No es solo para que llenes tu tanque espiritual con el sermón de cada semana (de todas maneras, tenemos una aplicación en tu teléfono para eso). No es solamente para checar la asistencia en tu lista de cosas espirituales (de todas maneras, tu asistencia no te hace santo en sí). ¡No! Es para celebrar a Jesús y todo lo que El ha hecho. Se trata de reunirnos para proclamar el evangelio que nos transforma. De acuerdo a Hebreos 10, la asistencia es el lugar donde nuestra confesión de nuestra esperanza se muestra, y somos urgidos a aferrarnos a esto firmemente (Hebreos 10:23-25).

Este articulo no fue escrito como una condenación, mas bien, como un exhortación. Estamos exhortándonos los unos a otros a anhelarlo, y queremos anhelarlo contigo. Te exhortamos a que hagas tu asistencia a las reuniones de la iglesia, y a los grupos comunitarios entre semana de mayor prioridad por encima del tiempo libre, la comodidad, y por encimas de las otras cosas que se encuentran en el camino. Te urgimos que pelees por la consistencia a pesar de lo que venga en el camino. Tus pastores te aman y desean cuidarte, y queremos tu gozo supremo, el cual sabemos viene a través de contemplar y conformándonos a la imagen nuestro Salvador. Tu asistencia a la reunión de la iglesia es vital para esto y es importante recordarnos de esto.  ¡O que lo conozcamos y le amemos a El juntos!

Preguntas para discusión/reflejo:

1. Lee Hechos 2:42-47. ¿Qué observaciones sobre la iglesia puedes ver? ¿Cuan frecuente se reunían? ¿Cuál era el resultado final de acuerdo al verso 47, cuando la iglesia se reunía regularmente?

2. Lee Hebreos 10:19-25. En los versículos 22-25, ¿que son los cuatro mandatos dados a la iglesia que haga? ¿Cuál es la advertencia de lo que no tienen que hacer? Retrocede a los versículos 19-22. ¿Cuál es la motivación del autor atrás del mandato y la advertencia?

3. Lee Hebreos 10:25 y Hebreos 3:12-13. Hazte cuenta de la palabra exhorto/animo usada en los dos pasajes, uno relacionándose a la reunión y el otro a cada día. ¿Por qué es la exhortación entre la reunión de los santos importante para tu crecimiento? ¿Puedes caminar verdaderamente con Jesús sin la exhortación?

4. Lee Colosenses 3:16. ¿Cómo puede la Palabra de Cristo habitar enriquecida en ti, de acuerdo a esto verso? ¿Cómo toma la asistencia a la reunión de la iglesia un rol en esto?

Comments are closed.