Juan 17:17
Posted on January 15, 2015 by

Escrito por el Pastor Eliot Velazquez

Es un día agradable cuando Jean estaba ocupado empacando las posesiones de su madre que acababa de morir. Su madre A.J. se fue a la eternidad hace una semana. Escondido atrás del closet de su madre, hay una caja de zapatos. Curiosa de sus contenidos, Jean abre la caja y haya setenta y dos cartas escritas a mano por su padre occiso, Mitch. Las cartas tenían un olor romántico, de los horrores de la guerra y la desesperación causada por la separación.

8 de Mayo de 1942

Querida Ann,

Llegue salvo y sano en algún lugar en el Norte de África. Cuando este mundo loco se calme, podre decirte en total detalle los episodios de mis viajes.

Las cartas que Mitch escribió eran de las líneas del frente de la Segunda Guerra Mundial escritas a su amada novia A.J., miles de millas lejos de él. Fue hace 60 años que Mitch capturo el corazón de Jean en estas cartas y nunca soltó hasta que la muerte los separara.

“Santifícalos en la verdad; Tu palabra es verdad.” Jesus en la cúspide de su muerte, en angustia, con su sudor haciendo gotas de sangre dice estas palabras en oración para sus seguidores. En esta última noche de su existencia humana, Jesus se preocupo por sus amados seguidores. Muestra preocupación por su bienestar en un mundo que los rechazara y odiara, así como lo hicieron con Jesus. Y en el caso de sus discípulos los ejecutaron así como lo hicieron con Jesus. Pero aun así, su preocupación es su santificación. En el capítulo 17, versículo 15, Jesus hace claro que su preocupación es para la santificación de sus discípulos. En Juan 17:15 hace claro su deseo: que ellos permanezcan en el mundo, pero que tengan la protección contra el malvado, cuyo deseo es robar, matar y destruir. Al orar por sus seguidores, le pide al Padre que los santifique.

Esta palabra, santifícalos, significa apartar. La preocupación de Jesus es que sean protegidos del malvado mientras permanecen en el mundo no en el sentido de protección física. El se refiere a su protección espiritual de ser expuestos en un sistema mundial contradictorio a Dios. El está diciendo, “Padre, apártalos del mundo para mí y mi causa.” El está diciendo, “Usa la verdad de mis palabras para mantenerlos de ser envueltos en el sistema del mundo, y en vez que tengan mis palabras residiendo en sus corazones de tal manera que son separados del mundo y devotos solamente a me.”

El deseo de Jesus es que Sus palabras, así como las palabras de Mitch, capturen nuestros corazones dirigiéndonos a una devoción hacia El y separación de todo lo demás.

Al mismo tiempo que Mitch estaba luchando batallas en Sicilia, también estaba luchando en la pelea para ganarse el corazón de A.J.

Octubre 23, 1943

Anhelo estar contigo y comprobarte que no estás sufriendo de desilusiones. Si mis cartas han fallado demostrar que te extraño y que pienso constantemente en ti, lo siento.

A.J. entendiblemente estaba luchando con la distancia que la Guerra puso entre su amor y ella. A pesar de que habían otros candidatos tratando de ganarse su corazón, las cartas de Mitch estaban cerca de su corazón y así poder mantener su atención en Mitch y nadie más. Ves, las letras que Mitch le mando la aparto de los demás novios potenciales tratando de ganarla y la enfocaron en Mitch.

La verdad de Dios es lo que debe capturar nuestros corazones y desarrollar en nosotros continuamente una devoción hacia El y separación de otras personas, ideas, o cosas que compiten para ganar nuestra devoción.

“Estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón.” (Deuteronomio 6:6) Dios no solamente quería que Su Palabra estuviera en tabletas de piedra. No, Dios quiere que Su verdad, Sus palabras, estén escritas en nuestros corazones. Y la razón por esto fue su santificación, su apartamiento hacia Dios, como un pueblo. El desea que Sus palabras en sus corazones gobiernen sus mentes y motivos, sus deseos y obras, sus acciones y actitudes. Ellos deberían de vivir una vida saturada con Su verdad, como un medio para su apartamiento. God was not merely after His words to remain on tablets of stone. No, God intended His truth, His words, to be on our hearts. And the reason for this was their sanctification, their set-apartness, as a people unto God. He desired that His words on their hearts would govern their mind and motives, their desires and deeds, their actions and attitudes. They were to live a life saturated with His truth, as a means of their set apartness.

Pero esto no fue para un solo evento. El camino hacia el crecimiento en el apartamiento era creciendo en la verdad de Dios. Dios le dice a Moisés en Deuteronomio 6:7-9:

“Las ensenaras diligentemente a tus hijos, y hablaras de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Las ataras como una señal a tu mano, y serán por insignias entre tus ojos. Las escribirás en los postes de tu casa y en tus puertas.”

Jesus también demanda de Sus palabras continúen ha habitar, o reside en nosotros. El sabe que nuestros corazones son la destinación de la verdad de Dios. Hemos de recibir Su verdad en nuestros corazones de tal manera que se convierte en la fundación de nuestro pensamiento y vivir. Es esta verdad que Dios quiere que nos separe de los deseos de este mundo y voltearnos hacia El. Y aun así, nos damos cuenta de la lucha en otros deseos que capturan nuestros corazones y encuentran su hogar en nuestros corazones al nivel que hemos desplazado la Palabra de Dios.

Así como A.J., nosotros somos parte del cuerpo de nuestro Señor y Salvador. Y lo que tenemos para sostenernos es esta verdad. En esta verdad que permanecemos y está escrita en nuestros corazones, con la meta de apartarnos más de este mundo para comprometernos más con Dios cada día. Por eso dice el salmista, “En mi corazón he atesorado Tu palabra, para no pecar contra Ti” (Salmo 119:11). Y otra vez en el Salmo 40:8, “Me deleito en hacer Tu voluntad, Dios mío; tu ley está dentro de mi corazón.”

ORA PARA LA SANTIFICACION DE LOS SANTOS A TRAVES DE LA VERDAD

Al concluir nuestro ayuno, aparta tiempo para orar para que la verdad tome su lugar apropiado en las vidas de los santos en la Iglesia CityLights como el combustible que el Espiritu usa para transformar corazones y vidas. Ora que los santos no estén corriendo con “humos de la verdad” (es decir sin energía) de los sermones cada semana, sino que la verdad sea una parte vital diaria en sus vidas a través de la lectura, pensando, meditando, memorizando, cantando, y orando.

Comments are closed.